ALMANZOREn el año 976 toma el poder de manos del Califa Hissan II (965-1013), El jefe de los ejércitos del califato, Almanzor (939-1002), este organiza un gran ejército y pelea continuamente con los cristianos, ganándoles en diferentes conflictos, Hasta que se juntan los ejércitos de Castilla, León y Navarra y le derrotan y matan en la batalla de Calatañazor en el año 1002.

Esta muerte fue el inicio del fin del Califato, las rencillas internas entre las familias musulmanas, queriéndose hacerse con el mando del Califato, propicia la independencia de pequeñas ciudades, dando lugar a los llamados Reinos de Taifas, que en 1031 acaban con el Califato, cuando el último califa Omeya, Hisham III (975-1036)  fue depuesto y huye a Lérida, donde fallece.

Las taifas fueron hasta 27 pequeños reinos en que se dividió el califato como consecuencia de la guerra civil, aunque los más débiles fueron siendo anexionados por los más poderosos. Cada taifa se identificó al principio con una familia, clan o dinastía. Todos los reyes adoptaron títulos honoríficos y nombraban a su hijo o pariente como sucesor. La corte de las taifas más importantes eran una copia de las cortes del antiguo califato, donde se daban cita los más importantes  eruditos de la época. También mantenían sus propios ejércitos, constituidos sobre todo por mercenarios, a los que pagaban espléndidamente. Todas estas taifas construían lujosas construcciones, acuñaban su propia moneda, nombraban sus propios diplomáticos y mantenían un gran número de funcionarios públicos. taifas

Cada Reino trata de sobrevivir como buenamente pueden ante el empuje cristiano, bien pagando tributos llamados Parias o pidiendo ayuda a otros pueblos. Así mismo en este periodo también combatían entre ellos y los más débiles sucumbían ante los más fuertes.

En el 1085 con la toma de Toledo por Alfonso VI (1047-1109), Rey de Castilla y León, el resto de Reinos de Taifas, se dan cuenta del peligro y piden ayuda de los Almorávides, que ocupaban todo el Norte de África. Estos enviaron un ejército que al mando de Yusuf Ibn Tasufin (1019-1106), vence a los cristianos en las batallas de Sagrajas (1086), Aledo (1092), Consuegra (1097) y Unclés (1108). Todo esto propicio que decidieran a expulsar a los diferentes reyes de las Taifas y los Almorávides incorporaran a Al-Andalus a su imperio.

Anuncios