ABD AL RAMAN IComo en casi todos los reinos, con el tiempo la corrupción y la relajación moral de los Omeyas, hizo que reinara el descontento entre el resto de musulmanes más puritanos y Abu Al-Abbas (721 – 754), en el año 749 trata de matar a todos los Omeyas e imponer la dinastía de los Abasies.

Mata a todos menos a uno, se salva el Príncipe Abd Al Rahman I (731-788), que logra llegar a la península y ayudado por sus seguidores logra vencer al Emir Yusuf (711-756) y crea una nueva dinastía, con capital en Córdoba en el año 756. En el 773 Abd Al Rahman I (731-788) creó el Emirato de Córdoba, independizándose política y administrativamente del Califato, aunque mantuvo con el mismo una unidad cultural, espiritual y moral.

Hasta el año 929, siguen su reinado y le suceden ocho Emires, durante esta época, hay numerosos levantamientos de cristianos conversos al Islam (Mulaidies) y de los que no renunciaron a sus creencias (Mozárabes) pero fueron vencidos por los musulmanes.MAPA

En el año 929, Abd al-Rahmán III (891-961) estableció el Califato de Córdoba, declarando la independencia religiosa de Bagdad, capital del Califato Abasí. Esta proclamación del califato de Córdoba los Omeyas querían consolidar su posición en Al-Andalus y consolidar las rutas marítimas para el comercio en el Mediterráneo.

En el año 939 un ejército cristiano al mando de Ramiro II de León (898-951) derrotó a las huestes árabes enviadas por Abd al-Rahmán III (891-961) en una de sus operaciones de castigo (razias) contra el norte. Esta derrota disuadió a los musulmanes de instalar poblaciones árabes en cercanías del Duero y sus áreas más despobladas.

Anuncios