Sitio de Antioquia del 21 de octubre de 1907 al 2 de junio de 1098

sitio de antioquiaEl 21 de octubre de 1097 el ejército cristiano participante en la 1ª Cruzada se presentó ante las murallas de la ciudad de Antioquia. Era una gran ciudad, con unos 40.000 habitantes, con sólidas murallas, de unos 12 km, con muros de unos 10 metros y unas 400 torres fortificadas de unos 20 metros de altura, con una guarnición unos 7000 soldados, formada por turcos y sirios, aunque no los suficientes para poder controlar las murallas y el interior de la ciudad al mismo tiempo. Estaban mandados por el Gobernador Yagni Siyan.

Esta ciudad era clave para los cristianos para así poder asegurar sus líneas de aprovisionamiento.

Bohemundo colocó su campamento frente a la puerta de San Pablo, con Raimundo a la derecha frente a la puerta del Perro y Godofredo mucho más a la derecha en la puerta del Duque.

Al ser una ciudad grande y con solidas murallas, un ataque frontal era mortal de necesidad para los asaltantes, por lo cual la mejor decisión era tomarla por asedio. Solo Raimundo era partidario de un ataque frontal, el resto de líderes preferían esperar la llegada de refuerzos y evitar así la perdida de sus soldados.

Los dos bandos empezaron a mover sus peones, los cristianos, con los que estaban dentro de la ciudad, que saboteaban los esfuerzos de los turcos en reforzar sus defensas y los turcos de dos formas, consiguiendo información por medio de los comerciantes que estaban en los campamentos cristianos y atacando por parte de la guarnición de la población de Harim, a los suministros cristianos.

Hasta que Bohemundo decidió destruir esta población de Harim, usando numerosos ingenios de asedios que llegaron desde Génova a mediados de noviembre al puerto de San Simeón.

Para proteger el campamento de posibles salidas de los turcos se construyó en la ladera del monte Silpius, cerca de la muralla de la Puerta de Hierro, una torre que se llamó de Malregard.

Al llegar el invierno, llegaron los problemas, como no habían tenido la precaución de guardar alimentos, los cruzados se encontraron con escasez de ellos y esto hizo que después de Navidad Bohemundo y Roberto de Flandes, con la mitad de los cruzados, saliera en busca de alimentos en los pueblos de los alrededores. Esto hizo que los asediados ante las noticias de que venía un ejército desde Damasco a ayudarles, al mando del emir Dudak y pensando que este podía acabar con el grupo de Bohemundo y Roberto de Flandes, pensó en que él podía con el otro grupo de cruzados.

La noche del 29 de diciembre, las tropas turcas salieron y atacaron el campamento de Raimundo. Pero tras unos momentos de confusión, los caballeros cristianos se reagruparon y contraatacaron a los turcos , poniéndoles en huida, algunos caballeros les persiguieron y hasta lograron entrar en la ciudad, pero era tal la confusión y la oscuridad que ante la amenaza de un contraataque se retiraron a su campamento.

El día 31 de diciembre el ejército de Damasco, cayó sobre el grupo comandado por Roberto de Flandes en las cercanías de Albara. El ejército cruzado se vio sorprendido, ya que desconocía la llegada de este contingente turco. Pero tuvieron la suerte de que un campesino aviso a Bohemundo de este ataque y puso ayudar atacando la retaguardia turca, lo que les obligo a retirarse con grandes pérdidas. Antes este ataque y sus perdida los cruzados decidieron saquear un par de pueblos cercanos y volver al campamento en Antioquía, con bastantes menos provisiones de las necesarias.

En estos días de diciembre, la situación cristiana se volvía insostenible, la lluvia era incesante y el frío tan intenso que se colaba entre las ropas de los soldados y así mismo se produjeron dos acontecimientos que eran considerados como un mal presagio. Un terremoto y una aurora boreal.

Aunque estos malos fenómenos atmosféricos también obligaron a las tropas del Emir a retirarse y abandonar así a la ciudad de Antioquia a su suerte.

A primeros de febrero de 1098, el representante del emperador bizantino se fue de Antioquia con la excusa, que se marchaba para organizar mejor el aprovisionamiento del ejército cruzado. Los líderes cruzados no se lo tomaron bien y le trataron de desertor y cobarde. Esto más tarde fue aprovechado por Bohemundo para no devolver Antioquía al Imperio bizantino.

Los cruzados tuvieron noticias de la cercanía de otro ejército turco, al mando de Ridvan de Alepo, con unos 12.000 soldados. Una vez reunidos los líderes cristianos, decidieron tenderles una emboscada, en un pequeño paso entre el río Orontes y el lago de Antioquía. Bohemundo distribuyo a sus caballeros en 6 grupos (aproximadamente unos 700 caballeros), cinco de ellos fueron atacando en oleadas, uno tras otro, el sexto grupo se quedó en la reserva. A pesar de la superioridad numérica de los turcos al ser un terreno estrecho, ante esta emboscada los turcos salieron en retirada y fueron masacrados.

Los turcos en huida pasaron por Harim y a ellos se unieron la pequeña guarnición de la ciudad, dejando la ciudad desprotegida, cosa que aprovecharon los cristianos para ocuparla.

El 4 de marzo una flota de barcos ingleses, dirigida por el depuesto rey de Inglaterra Edgar Atheling, llego al puerto de san Simeón, desde Constantinopla, en ella venían muchos peregrinos italianos, gran cantidad de alimentos y materiales para la construcción de máquinas de asedio Bohemundo y Raimundo se acercaron con unos pocos caballeros para escoltar a los recién llegados y sobre todo a las mercancías que tenían para ellos. Al volver fueron atacados por los turcos que habían decidido salir de la ciudad, los peregrinos sin formación militar huyeron en todas direcciones y los caballeros se tuvieron que enfrentar solos a los turcos. El gobernador de Antioquia creyó que era una buena oportunidad de destruir al ejército cruzado y ordeno que saliera otro grupo de soldados de caballería, tras su salida, cerró todas las puertas a cal y canto. Con lo cual les obligada a su caballería a luchar o morir. La rápida llegada de Godofredo con un gran número de cruzados, obligo a los turcos a retirarse, pero al no poder entrar en la ciudad fueron masacrados.

Con el material recibido, construyeron una fortaleza, sobre los restos de la mezquita del cementerio, que protegía la llegada desde el puerto, que llamaron Mahomeria  y fue dirigida por Raimundo de Tolosa y sus tropas. Así mismo construyeron una torre para controlar la puerta de San Jorge, en el sur de la ciudad y fue dado el nombre de fortaleza de Tancredo, la cual se encargó el propio Tancredo. Sito de antioquia 1098

Después de un invierno muy lluvioso, con emboscadas y escaramuzas turcas, que limitaban el aprovisionamiento constante desde el puerto cruzado de San Simeón, y agravado por numerosas enfermedades, hizo que los cruzados se desesperaran, sus caballos habían mermado, un mes después de llegar ya solo quedaban unos 800 caballos. Muchos soldados habían muerto o desertado y para más inri les llegaban noticias de que un gran ejército turco al mando del gobernador de Mosul, Kerboga, estaba a punto de llegar a socorrer a la ciudad.

En abril, una embajada fatimí procedente de Egipto llegó al campamento cruzado con la esperanza de establecer una paz con los cristianos que eran enemigos a su vez de los turcos Selyúcidas. Pedro el Ermitaño, fue enviado a negociar, pero sin éxito. Los fatimíes, que consideraban a los cruzados unos mercenarios a sueldo de los bizantinos, estaban dispuestos a dejar que los cristianos se adueñaran de toda Siria siempre que no atacaran la Palestina, dominada por los Egipcios. Pero los cruzados no estaban dispuestos a aceptar algo que no les diera el control de Jerusalén. Los fatimíes fueron tratados con hospitalidad y agasajados con regalos procedentes del botín obtenido de los turcos derrotados en marzo, pero no se llegó a ningún acuerdo definitivo y estos abandonaron las negociaciones.

Afortunadamente para los cruzados, uno de su generales Bohemundo, tenía conversaciones secretas con un traidor dentro de la fortaleza, un oficial de origen Armenio llamado Firuz y la noche del 2-3 de junio de 1908, este traidor ayudo a un pequeño grupo de soldados a penetrar en la ciudad a través de una torre sin vigilancia, la torre de las dos Hermanas, por la cual unos 60 caballeros, escalaron y lograron abrir la puerta de San Jorge, por ella se colaron y con la ayuda de Griegos y Armenios cristianos, masacraron a más de 10.000 habitantes de la ciudad. Solo pudieron hacerse con la ciudad, ya que la ciudadela del monte Sifius, aun resistía, en la cual se habían guarecido los supervivientes de la guarnición junto al hijo de Yaghi, Shams ab Daulah.

Yaghi-Siyan huyó, pero fue capturado en las afueras de la ciudad, decapitado y su cabeza entregada a Bohemundo.

Tras dos intentos de tomarla y salir herido en uno de ellos Bohemundo desistió de atacar la ciudadela.

Batalla de Antioquía del 7 de junio al 28 de junio de 1098

Al día siguiente se cumplieron los peores pronósticos, el ejército anunciado al mando de Kerboga comenzó a acercarse a las murallas. Un ejército que según las crónicas estaba formado en cientos de miles de soldados, reclutados en todas las ciudades turcas de Siria y que superaban en dos a uno a los soldados cruzados.

El ejército cruzado tenía la protección de las murallas, pero tenía un problema, estaban aislados de sus suministros, con pocos caballos y sin provisiones, encontrándose en una situación muy desesperada. Quedándoles la única esperanza de que fueran socorridos por el Emperador bizantino Alejo Commeno, que tenían noticias que avanzaba hacia Antioquia con un gran ejército.

Pero esta ayuda no llegaría ya que algunos de los caballeros cruzados, Guillermo de Grand-Mesnil (cuñado de Bohemundo) y Esteban de Blois, desertaron de la ciudad sitiada y llegaron junto al emperador diciéndole que el ejército cruzado era imposible de salvar, y que un gran ejército turco planeaba atacarles si iban en auxilio de Antioquia. El emperador decidió retirarse

Esta noticia propició numerosas deserciones y obligo al legado papal Ademar de Le Puy a hacerles jurar a todos los líderes cruzados que lucharían hasta la muerte.

El ejército turco de Kerboga, en un inicio atacó los puestos avanzados Cruzados, a los que obligaba a refugiarse en la ciudad, en estos combates, lo peor es que el número de caballos fue mermando.

Seguidamente intentó un ataque coordinado con los turcos refugiados en la ciudadela, ya al mando de un hombre de su confianza, Ahmed Ibn Marwan, como consecuencia de este, estuvieron a punto de entrar en la ciudad, pero no lo consumaron.

Esto posibilitó que Kerboga tomara la misma decisión que los cruzados al principio, asediar la ciudad, la cual inició el 14 de junio, colocando grandes contingentes de tropas, sobre todo infantería frente a las principales puertas de la ciudad. Y el estableció su cuartel general con la mayor parte de su caballería a unos 3 km al norte de la ciudad.

En este punto, la mayor parte de los soldados cruzados estaban muriendo de hambre. El 11 de junio un monje llamado Esteban de Valencia, dijo haber tenido una visión en la cual cristo prometía ayudar al ejercito cristiano. Y otro monje Pedro Bartolomé también tuvo visiones sobre la lanza sagrada, la utilizada para atravesar el costado de cristo el día de su crucifixión. La cual apareció enterrada en la iglesia de San Pedro de la ciudad de Antioquia. Estos acontecimientos y sobre todo el segundo hicieron que la moral subiera, se celebraran multitud de procesiones y oraciones de agradecimiento.

Esto hizo que se plantearan en romper el cerco o morir, ya que se habían desvanecido todas las esperanzas de la llegada del ejército de rescate bizantino.

El 20 de junio todos los líderes cruzados eligieron como comandante en jefe de todo el ejército al príncipe Bohemundo, para que liderase la batalla. Bohemundo lo planificó todo y el 28 de junio el ejército cruzado estaba preparado.

Los preparativos fueron seguidos por los turcos de la ciudadela, que avisaron por medio de una bandera negra a sus compatriotas de fuera de las murallas, pero estos no se lo tomaron demasiado en serio y prestaron poca atención a prepararse, incluso narran los cronistas de la época que Kerboga se quedó en su tienda jugando al ajedrez y discutiendo sobre los pasos adecuados que debía dar.

Por ello cuando los cristianos salieron de la ciudad, los turcos seguían en sus mismas posiciones, divididos en las numerosas puertas y el mayor contingente a 3 km de la ciudad.

Los cruzados, más experimentados en las batallas y con apenas 200 caballos útiles, se dispusieron a plantar cara a los turcos.

Los cruzados se dividieron en cuatro grupos.

1º Grupo provenzal: Al mando de Ademar de Le Puy, ya que el Conde Raimundo de Toulouse, estaba enfermo y se quedó dentro de la ciudad con unos 200 hombres.

2º Grupo Norte Francés: Al mando conjunto del Conde Roberto de Flandes y del Duque Roberto de Normandía.

3º Grupo lontaringio: Comandado por el Duque Godofredo de Lorena

4º Grupo de retaguardia: Al mando de Bohemundo, que se mantuvo como reserva.

Los cruzados salieron de la ciudad sin apenas oposición, por la puerta sudoeste, la puerta del puente, a la cual acudieron unos 2000 jinetes arqueros turcomanos, pero ante los disparos de los arqueros cruzados a sus caballos, los turcos se batieron en retirada

Todos los grupos cruzados al salir del puente giraron a la derecha, marchando a lo largo de la ribera del río Orontes, el cual les servía de protección para su flanco derecho, enfrentándose gradualmente a la infantería turca.

El ejército provenzal, se encaminó directamente hacia las montañas que estaban a unos 3 km. La infantería iba enfrente protegiendo a la caballería. Tenían que atravesar terreno abierto y peligroso. Y muchas de las partidas de turcos que iban hacia la batalla, se desviaban con la tentación de atacarlos. Esto hizo que las unidades de caballería que iban hacia la batalla malgastaran muchas de sus fuerzas contra el grupo más pequeño de los cruzados. Fueron rodeados por los turcos, ante esto los francos enviaron un grupo de infantería para que ayudara, pero este grupo fue aniquilado, pero le dio el tiempo suficiente a que Bohemundo saliera en su ayuda y los provenzales alcanzaran su objetivo las montañas. Desde donde pudieron ahuyentar a sus atacantes.

En este punto Kerboga ya había cometido muchos errores tácticos, situar a su fuerza principal muy lejos a 3 km, disponer pocos jinetes de apoyo a su infantería destinada a vigilar las puertas, dejar que el grupo de Ademar se situara en las montañas y permitir que sus unidades entraran en combate de una en una sin un plan del todo coherente.

Finalmente el ejército de Kerboga alcanzo el campo de batalla por la izquierda de los francos del norte. Pero no pudieron apoyar a los turcos que se retiraban ya que tenían la amenaza del grupo de Ademar. Si el ejército turco avanzaba los cristianos apostados en la montaña atacarían el flanco derecho turco, totalmente desprotegido.

Esto le hizo dudar a Kerboga sobre todo porque desconfiaba que sus aliados en estas circunstancias adversas cooperasen en el campo de batalla. Esta duda y la noticia de que los cristianos habían tomado el campamento turco de la puerta del puente. Por lo cual decidió retirarse, tanto de la ciudad como de la región.

Su retirada permitió a los cruzados masacrar a los acompañantes civiles del ejército turco y al contingente que protegía la puerta del puente.

Al huir Kerbogha, la ciudadela comandada por Ahmed ibn Marwan se rindió, pero no a Raimundo, sino a Bohemundo. Parece ser que así se había acordado previamente. Como todos esperaban, Bohemundo reclamó la ciudad como suya aunque Ademar y Raimundo manifestaron su disconformidad.

Esta batalla fue una gran victoria cruzada, sin la cual la primera cruzada hubiera fracasado y no hubiera alcanzado Jerusalén.

Permitió reabrir de nuevo la ruta del puerto de aprovisionamiento, descansar y reponerse de este asedio y sus secuelas y sobre todo consolidar su posición en Antioquía y sus alrededores. Convirtiéndose en la capital del nuevo estado cruzado, el Principado de Antioquía

Comandantes Cruzados

  • Raimundo IV de Tolosa
  • Godofredo de Buillón
  • Bohemundo de Tarento
  • Ademar de Le Puy

Comandantes Turcos Selyúcidas

  • Yaghi Siyan
  • Kerbogha de Mosul

Fuerzas que combatieron en la batalla final

  • Fuerzas Cruzadas: 200 caballería pesada y unos 20.000 entre caballeros sin montura, infantería.
  • Fuerzas Turcas: Se cree que eran una proporción de 2-3 a 1 con los cruzados, por lo tanto entre 40.000 a 60.000 hombres entre caballería e infantería.

Fuentes:

Historia de las Cruzadas, por Steven Runciman, Alianza Editorial, 1973

Las Cruzadas vistas por los árabes, por Amin Maalouf, Alianza Editorial 2005.

La epopeya de las Cruzadas, Rene Grousset, 2002, Ediciones Palabra.

Las Cruzadas, por Wickipedia.

Batallas de las Cruzadas – Militaria- Ediciones Tiral (Varios autores)

Anuncios