En la Edad Media se denominaba así a la población que era fundada por un señor o un rey con el objetivo de que se constituyera como un nuevo centro de población.

Anuncios