simbolo-masoneriaAunque su origen no es muy concreto y existen pocas informaciones. La tradición afirma que la antigua masonería se inició en Egipto, entre los maestros y arquitectos que dirigían la construcción de las grandes Pirámides. Otros ubican sus orígenes en Israel  y parten de una leyenda de la época de la construcción del templo de Salomón  por Hiram de Tiro, un sabio arquitecto, que sería el primer masón de la Historia. Según esta leyenda, el arquitecto habría establecido jerarquías entre los constructores que tenía bajo sus órdenes, unos 153.000, a los que dividió en aprendices, compañeros y maestros, que eran conocedores de un santo y seña, palabra que mantenían en secreto. Hiram fue asesinado a manos de unos compañeros que deseaban conocer la palabra secreta. Los instrumentos bajo los cuales Hiram falleció eran la regla o compás, la escuadra y un mazo, que hoy en día son los símbolos que presiden las Logias o Asambleas de los masones.

En la Época de las catedrales, si se sabe a ciencia cierta de su existencia, en un principio eran los obreros albañiles que tallaban y extraían las piedras para la construcción de las enormes catedrales Góticas.

Su finalidad en la Edad Media sobre el siglo XIII, era la de transmitirse los secretos de su oficio, no estaban sometidos a ninguna autoridad, eran totalmente independientes.

Lo que comenzó siendo estrictamente algo profesional e independiente, pues no estaban sometidos a ninguna autoridad, cambió al llegar la Baja Edad Media y la Edad Moderna. En las logias comenzaron a ser aceptados caballeros que no eran masones, y les llamaban “aceptados”. Eran abogados, médicos, etc.

Instituyeron tres grados: aprendiz, compañero y maestro e implantaron ceremonias de iniciación y de fidelidad.

 

Anuncios