Las leyes del torneo eran las siguientes:

  1. No herir de punta al contrario con su mano.
  2. No pelear fuera de filas.
  3. No pelear varios caballeros contra uno solo.
  4. No herir al caballo del rival.
  5. Descargar sólo los golpes al rostro y pecho del rival.
  6. No herir al caballero que se alzara la visera.
Anuncios