La diferencia entre las justas y los torneos medievales es que en las justas sus participantes hay que catalogarlos como combatientes, porque ponen en juego su honor y la victoria daria la razon al ganador, en cambio en los torneos medievales los participantes son competidores, independientemente de que el juego fuese un combate.

En las justas se empleaban armas verdaderas ofensivas y defensivas, resultando a veces los combatientes gravemente heridos e incluso muertos. En los torneos casi siempre se utilizaban armas simuladas.

Anuncios