El mal aliento lo combatían con miel y con semillas de coriandro o de comino.

Anuncios