En la edad media se usaba para tratar enfermedades pulmonares

pulmonaria1La Pulmonaria officinalis es una planta herbácea perenne perteneciente al género Pulmonaria. Posee un rizoma que se adentra algunos centímetros bajo tierra y sigue un curso horizontal. En primavera desarrolla un tallo de 10 a 30 centímetros. Las hojas de las rosetas basales tienen un peciolo largo, son cordadas u ovadas y de ápice agudo. Las hojas caulinares son alargadas alternas de superficie rugosa con manchas blancas, por lo que recuerdan vagamente a los pulmones. Hojas y tallos cubiertos de una aspera pelusilla.pulmonaria

Las flores, que crecen en la punta de cada tallo, son de color rosa purpúreo tornándose azules cuando se abren. La floración se da de marzo a mayo.

Contiene flavonoides como el quercetol y el kenferol. Su alto contenido en mucílagos y alantoína hacen de ella un remedio eficaz para proteger las mucosas de los conductos respiratorios, y las saponinas le confieren además un claro efecto expectorante, que ayudará a expulsar aquella acumulación de mucosidad que impide respirar con normalidad.

Es muy apreciada por los herbolarios, que la suelen incluir en sus fórmulas para curar la bronquitis, en asociación con otras plantas mucilaginosas como el malvavisco y el tusílago. La infusión de pulmonaria se ha venido utilizando desde antiguo para aliviar la bronquitis, el enfisema pulmonar y la faringitis.

Anuncios