• El Románico utilizó ciertos animales tanto reales como imaginarios, para reflejar el bien (las aves en general y, especialmente, las palomas símbolo del anhelo del alma por alcanzar el cielo) y otros para referirse al mal (el mono, caricatura grotesca del hombre; la serpiente, símbolo del pecado y del demonio; el jabalí y el cerdo por ser sucios y perezosos).
  • El Grifo, animal fantástico con cabeza y alas de águila y cuerpo de león, que se situaba como guardián de las puertas y ventanas de las iglesias, tiene un sentido positivo.
  • El dragón es considerado maléfico y enemigo de Dios y del hombre.
  • Los cuatro evangelistas aparecen en el Románico, representados a través de animales reales, así por ejemplo, el león representa a San Marcos, el águila a San Juan, el toro o buey a San lucas. San Mateo era representado en forma de ángel.
  • La Arpía con cuerpo de ave rapaz,busto femenino y cola de serpiente, y la sirena, aluden a la atracción de los placeres carnales.
Anuncios