Esto se remonta a la Edad Media, época en la que se ideó la baraja de naipes. Los cuatro palos usados: corazones, que represantan a la iglesia; diamantes, que simbolizan a los comerciantes; picas, que son algo característico del ejército; y por último los tréboles, que hacen referencia a los campesinos que trabajaban la tierra para conseguir alimento.

En la baraja española serían Copas (Corazónes), Oros (Diamantes), Espadas (Picas) y Bastos (Tréboles)

Anuncios