En la época Medieval era muy común que se raptaran a la novia, aún en plena boda. Entonces, estando el novio a la derecha le era más fácil sacar su espada y defender a su dama.

Anuncios