El invento del brandy fue por casualidad, cuando un grupo de médicos de la escuela de Salerno en el año 1100 decidieron calentar vino para obtener “vapores medicinales”, el vapor resultante se condensó en un líquido de mayor graduación al que se consideraba remedio para múltiples enfermedades.

Del nombre en holandés brandewijn, que significa “vino quemado” deriva la palabra brandy.

Anuncios