Alan Dale, el joven e inexperto protagonista de esta novela se ve abocado a un futuro incierto cuando es descubierto robando y, sabedor de la dureza de la justicia, no le queda otra alternativa que huir al bosque de Sherwood, donde entra en contacto con una banda de forajidos cuyo cabecilla, el famoso Robin Hood, impone su propia ley: roba a los ricos y protege a los pobres; sin embargo, su protección tiene un precio. Un precio que no se paga con dinero, sino con sangre. Los delatores son mutilados, los traidores condenados a muerte. Nadie puede escapar a la justicia del temido Robin Hood.

En este mundo brutal y cruel, Alan aprende, de la mano de Robin Hood, a sacar todo el partido de sus rápidos reflejos, de la habilidad de sus dedos, e incluso de su talento musical. Y en ello le va la vida.

Nota personal:La he leido recientemente y me parece una novela interesante, da una visión algo diferente de Robin Hood, desde el punto de vista del Narrador que es un hombre que le acompaño a lo largo de su vida, no la que estamos acostumbrados a ver en las peliculas sobre el héroe legendario, sino da una visión más humana y menos heroica, el mito no es un hombre bondadoso y desprendido que roba a los ricos para dar a los pobres, también se enriquece personalmente y sobre todo en el fondo busca su bienestar personal. Nos lo presentan como un gran estratega militar y un gran lider, pero cruel y despiadado también. Estoy con su segunda parte.

Anuncios