En el año 1208 Peyre de Castelnou, el legado papal, recibe el encargo de transportar en secreto a Roma la llamada “herencia del diablo”, unos documentos que amenazan el poder de la Iglesia y de Inocencio III. Pero en el camino asesinan a Peyre y roban una de las mulas con su peligrosa carga.

El conde Raimón VI de Tolosa, que, contra su voluntad, había entregado los escritos a Peyre después de una agria discusión, es acusado del asesinato y el robo. El Santo Pontífice excomulga al conde y proclama una devastadora cruzada que arrasará con toda Occitania. Mientras tanto, ignorante del lúgubre destino que espera a su ciudad, Bruna de Béziers, una joven dama, canta feliz; está locamente enamorada de Hugo, un enigmático trovador procedente de España. Y en París, Guillermo, un estudiante de teología pendenciero y juerguista, es forzado por el nuevo legado a unirse a la cruzada con dos misiones secretas: recuperar a toda costalos documentos y asesinar a Bruna.

Anuncios