Thomas Bérard (ou Bérault ou Béraud) es el vigésimo Gran Maestre de la Orden del Temple. Se duda sobre su origen. Para unos era italiano y para otros inglés. (1256-1273)

Escudo acuartelado, en 1º y 4º la cruz del temple y en 2º y 3º, sobre fondo azul cinco cheurones de oro.

Cuando Béraud asumió el Magisterio de la Orden; la situación en Oriente era extremadamente preocupante: Los tártaros-mongoles acababan de apoderarse de Damasco, el reino de Jerusalén estaba a punto de perder todas sus posesiones y se replegó en San Juan de Acre, las disputas entre Templarios y Hospitalarios eran endémicas y sin olvidar que los Pisanos y los Venecianos ayudaban activamente a crear un clima anárquico.

Con todo este clima revuelto, Béraud supo mantener en las filas de la Orden una disciplina sin fisuras y se guió por una aplicación estricta de la regla. Pondremos el ejemplo de dos hechos para explicar los problemas de la época:

El Gran Maestre Thomas es hecho prisionero en Safeta y los detractores de la Orden afirman que fue liberado por renegar de Cristo. Durante el proceso se utilizó esta acusación indemostrable y se dijo que a partir de ese momento los Templarios convertirían esta falta en una práctica obligatoria durante la ceremonia de recepción para los nuevos miembros de la Orden.

En el año 1.263 el Papa Urbano IV convoca en Roma al Mariscal de la Orden Etienne de Sissey,  y por razones oscuras el Papa declara que Sissey es indigno del cargo que ocupa y le solicita que dimita, a lo que el Mariscal se niega por lo que el Papa lo excomulga. Entonces Sissey busca el apoyo del Maestre, quien se lo brinda sin mas, y lo mantiene en el cargo. Este

Sucedió en 1256 al Gran Maestre Renaud de Vichiers. Ejerció sus altas funciones en las más tristes circunstancias, sucesivamente hipotecado en las querellas de su orden con la de los Hospitalarios, y siendo testigo de los progresos del sultán mameluco Baibars, quien, poco a poco, obligó a los cristianos de Palestina a encerrarse tras los muros de San Juan de Acre, último baluarte del Reino de Jerusalén.

En fecha 9 de octubre de 1258, Tomas de Bérard, actual Gran Maestre, se reunió con Hugo de Revel, gran maestre del Hospital y Anno de Sangerhausen, maestre de los Teutónicos para firmar un tratado en el cual ponían fin a las disputas entre las órdenes, ya que se veían opacadas por la invasión mongol hacia los territorios sarracenos.

El Gran Maestre Thomas Bérard murió el 25-Marzo-1273.

Anuncios