El 22 de julio de 1139, en Galluccio, Roger III hijo de Roger II, el Duque de Apulia, emboscó a las tropas papales con mil caballeros y capturó al Papa Inocencio II.

 El 25 de julio de 1139, Inocencio II reconoció a la monarquía y posesiones de Roger con el Tratado de Mignano. Y lo reconoció como rex Siciliae ducatus Apuliae et principatus Capuae, llegando al fin la paz al sur de Italia.

 En 1143, Inocencio II  rechazó reconocer el Tratado de Mignano con Roger de Sicilia.

Anuncios