El fresno era un árbol venerado por los templarios, lo relacionaban con San Juan Bautista y era tal su importancia para ellos que incluso muchas aldeas o pueblos que fundaron en su nombre tiene alusión a este árbol.

Los templarios tambien lo usaban como tratamiento contra el reuma.

Anuncios