El Santo Emperador Romano Federico I (Federico Barbarroja),  cae del caballo y se ahoga por el peso de la armadura al tratar de cruzar el rí­o Saleph en Anatolia, actual Turquí­a, durante la Tercera Cruzada a Tierra Santa.

Aunque según otras fuentes se ahoga cuando se estaba bañando en el rí­o Saleph en Anatolia, atrapado por una crecida.

Anuncios