Evrard des Barrès (o Everard von Barres, o Eberhard De Bären)

Nació en Campagne, región de Meaux sobre 1113.

Fué el tercer Gran Maestre de los templarios y gobierna la orden desde marzo de 1147 al 1151. Cuando en enero de 1147 fallece el Gran Maestre Robert de Craon, es uno de los principales dignatarios de la Orden del Temple, ya que Evrard lleva el título de Preceptor de Francia. Apenas designado, debe intervenir militarmente a la cabeza de sus templarios para salvar al rey de Francia Luis VII, quien dirigiendo la Segunda Cruzada, se encuentra en situación comprometida en los desfiladeros de Pisidia.

Cuando el monarca francés llegó a Antioquía, sus arcas estaban vacías y fue Evrard quien consiguió, en San Juan de Acre, en la primavera de 1148, los 2.000 marcos de plata que hacían falta para proseguir la guerra. El rey amaba a los templarios y ordenó que el ejército entero siguiera su ejemplo. Este préstamo sienta las bases de lo que posteriormente hizo la Orden del Temple como prestamistas a reyes y señores.

Según el cronista Odon de Deuil, Evrard des Barrès es un hombre muy religioso, eminentemente respetable y que posee los valores de un caballero, valiente y enérgico. Su influencia sobre Luis VII parece haber sido muy importante. Cuando la Cruzada se acaba, por el fracaso ante Damasco, Luis VII regresa a Francia Sin embargo, el Gran Maestre abandona a sus tropas, las cuales triunfan defendiendo Jerusalén contra las tropas turcas (hacia 1149/1150).

Su escudo de armas era acuartelado. En 1º y 4º la cruz del Temple y en 2º y 3º, sobre fondo azul, un cheurón de oro acompañado por tres conchas también de oro.

A su vuelta, Evrard des Barrès abraza la vida monástica en Clairvaux (Claraval) y abdica en abril 1151 a pesar de las presiones de los templarios para que continúe en el cargo. Muere en 1174. Le sucede Bernard de Tremelay.

Anuncios