XXVI. Que se guarde la cantidad y la calidad de los vestidos

Que el largo de los vestidos sea según el cuerpo de cada uno, y al ancho también, y sea en esto curioso el procurador.

Anuncios