LXV. Que el sustento se dé a todos igual

Juzgamos que esto se observará como guía y racionalmente, para que a todos los hermanos se les dé igualmente el sustento según la calidad del lugar: no es útil la excepción de personas, pero es necesaria la consideración de las dolencias.

Anuncios