LXIX. Que desde la solemnidad de la Pascua, hasta Todos los Santos, solo se vista una camisa de lienzo.

Consideramos con misericordia que, debido al excesivo calor de la región oriental, desde la solemnidad de las Pascuas hasta la fiesta de Todos los Santos a cualquiera se le dé tan solo una camisa de lienzo, no por necesidad, sino por gracia, a aquel que quisiese usar de ellas; pero fuera de este tiempo, tengan todos, normalmente, camisas de lana.

Anuncios