LVII. Que los hermanos del Temple no se relacionen con excomulgados

Hermanos, se ha de temer y huir de que los caballeros de Cristo presuman de juntarse con un hombre excomulgado. Si solo tuviese prohibido oir el oficio divino, con el permiso del comendador podrán relacionarse con él y recibir caritativamente su hacienda.

Anuncios